Formación y Asesoramiento
Principios
Indudablemente los centros educativos se encuentran inmersos en un contexto de cambios. A partir de esta situación marco, situación cambiante, surge el concepto de Organización que Aprende, como aquella que es capaz de responder con flexibilidad a las modificaciones constantes.
En las Organizaciones que Aprenden existen tres niveles de aprendizaje:
individual, grupal y de la organización. La clave del éxito reside en una buena combinación de los tres niveles. La especificidad de los centros educativos obliga a manifestar que ellos, como comunidades que aprenden, deban considerar el aprendizaje como un proceso primario en todos sus posibles niveles y facilitar experiencias de aprendizaje y habilidades de aprendizaje en todos ellos.
Nuestra aspiración es que las propuestas de trabajo que aquí presentamos generen un entorno eficaz para el aprendizaje personal, grupal y organizacional de los participantes. Así que, en el diseño y puesta en práctica de los encuentros que proyectamos, hemos tenido en cuenta tres principios:

EL CENTRO COMO ESPACIO PARA EL DESARROLLO PROFESIONAL

Las actividades que proponemos cobran sentido en la medida en que se trabaja en el contexto de un centro concreto. Apelamos a un estilo de formación que ofrece oportunidades de aprendizaje para la transformación en el lugar donde se desarrolla la práctica docente.

EL LIDERAZGO TRANSFORMACIONAL

El desarrollo de la Organización que Aprende supone un estilo de liderazgo transformacional que favorece la toma de conciencia de las cuestiones importantes, potencia el interés por el logro, la formación continua y los ideales. En los centros educativos, este tipo de liderazgo no queda concentrado en el Equipo Directivo. Sin embargo, es condición necesaria en la construcción de una cultura de calidad un equipo de directivos con un claro ejercicio de liderazgo. Desde esta perspectiva entendemos que su participación junto al resto de sus colegas es indispensable.

EL TRABAJO EN EQUIPO

Una de las disciplinas fundamentales en las Organizaciones que Aprenden es la referida a la interacción grupal. A través de técnicas de diálogo y discusión, los pequeños grupos pueden trasformar su forma de pensar, aprendiendo a orientar sus energías y acciones para alcanzar metas comunes, potenciándose de tal suerte que juntos son más que la suma de cada uno individualmente. El aprendizaje en equipo se puede dar dentro del aula, entre los padres y el profesorado, entre los miembros de la comunidad, o dentro de grupos piloto que pretenden el cambio en el centro.

Finalmente, queremos expresar algunas cuestiones prácticas acerca de los contenidos, los tiempos y los participantes. En la descripción de cada actividad se definen estos tres parámetros de trabajo. No obstante, cualquiera de ellas y, más allá de su estructura estándar, es una herramienta al servicio de cada centro en concreto con sus propias especificidades. De ahí que en todos los casos es posible, dentro de determinadas condiciones mínimas, adaptar dichos parámetros a las características particulares de los participantes.
Entidades colaboradoras:
                        Aviso legal Diseño web: Eclickse Digital S.L.